sábado, 5 de mayo de 2018

TOMAR LA PALABRA EN ESCENARIOS DIGITALES



  Escribo en un soporte distinto al que veníamos comunicándonos pero que para muchos de ustedes  no les resultará desconocido. Los nuevos espacios (blog, google drive) con los que interactuaremos durante un tiempo será la ocasión para explorar nuestros universos vocabulares y temáticos. Quisiera reflexionar sobre esto. Hace un tiempo se afirmaba que la blogosfera desaparecería frente al surgimiento de otras especies digitales, sin embargo, esto no ha sucedido. Lo dicen los 164 millones de blogs que se contaban en el año 2011 en la web. Lo dice el 56, 5% de ustedes, estudiantes del segundo año de Ciencias de Educación que consultan habitualmente blogs.  En especial han declarado sus preferencias por blogs académicos, periodísticos y personales literarios[1].

    El blog, diario a bordo, bitácora, diario en línea en el que el enunciador escribe artículos en forma cronológica,   que suelen ser comentados por un grupo de lectores, se presenta entonces como un escenario que convoca todavía a lectores y autores. En ellos los autores desean reflejar y pueden expresar su propia voz.  En particular, son los jóvenes los que toman la palabra como blogueros, twiteros, cibernautas. Señala R. Reguillo (2012, p.149) que los jóvenes no piden permiso,  asumen sin timidez los riesgos de su enunciación, accediendo a una posición de autoridad.

Hace varios años una nota periodística de Diana Klinger señalaba que los blogs eran máquinas de producir subjetividades, espacios para compartir y testear lenguajes, gustos, preferencias de consumo cultural, opiniones y pequeñas rebeldías cotidianas de contra la fuerza aplastadora de la realidad (…) Invisibles, sin marcas en el vestido, el peinado o el cuerpo, las tribus de blogueros existen no solamente en el espacio virtual. Los comentarios continúan en otros ámbitos, en las relaciones cara a cara. O sea que, además de máquinas de producir subjetividad agreguemos que los blogs también son máquinas de producir comunidades (Sal Paz, 2010, p327).

 Sin duda, en las comunidades existen dificultades, conflictos, problemáticas que atraviesan los discursos porque en el ciberespacio también se reproducen esquemas antidemocráticos, excluyentes, racistas y xenófobos pero, no dudo que, algunos, sino muchos, pueden constituirse en lugares de prácticas discursivas contrahegemónicas. De aquí  la importancia que tiene el desarrollar nuestra capacidad no sólo como lectores sino como autores hipermediáticos. Las prácticas de transformación se apoyan en la experiencia de expresar la voz, dejando atrás la cultura del silencio. El pronunciar la palabra creará así condiciones para un nuevo modo de experiencia.



[1] Fuente: Encuesta sobre Prácticas comunicativas digitales de la cátedra Comunicación y Educación, 2018. Otros datos interesantes son: el 95,6% cuenta con celular conectado a Internet, el 34% solo lee los blogs, el 17,4% usa la netbook de Conectar Igualdad, el 13% lee diarios en línea.


Primer Parcial 2018

Educación y Vida de J. Huergo

Pedagogía de la Comunicación de Kaplún


lunes, 22 de mayo de 2017

Un alto en la caminata, la pedagogía del viaje

Estamos compartiendo un recorrido de prácticas y de reflexión sobre contenidos  de la asignatura Comunicación y Educación. Como en un viaje caminamos juntos, conversamos, nos acompañan tal o cual bibliografía. En una caminata compartida “ se dialoga y se discute, se miran otros espacios, otros paisajes, se conoce otra gente, se comenta acerca de los lugares por donde se pasa. Hay distintos olores, distintos colores, diferentes sonidos, músicas, canciones. Cada persona se interroga e interroga al viaje: el viaje significa una serie de preguntas a las que se debe responder de manera fecunda. Toda esa tierra, de tanto historia y de tan variado paisaje –como un retorno a la naturaleza– educa y abre iniciativas. En los viajes a pie, en movimiento, se instala más la vida que en el reposo. Ya no es el maestro el que enseña; la experiencia del viaje es la educadora. El viaje es un espacio múltiple y móvil, con sus variaciones, que adviene proceso educativo” (Huergo, 2009).


     En este marco es que nos proponemos hacer un alto, observar el trayecto realizado y evaluar (nos) lo que hicimos, qué aprendimos y cómo seguimos. A continuación presentamos la actividad grupal que guiará esta reflexión.  

miércoles, 3 de mayo de 2017

Cantando a pesar de las llamas: re-construcción de la historia del campo




https://www.youtube.com/watch?v=WK-P-XRfhdU

Ha transcurrido un mes desde nuestros primeros encuentros y estamos promediando la reconstrucción de la historia reciente del campo de C&E. Emergen los mismos autores y tal vez, similares ideas pero hoy cobran significaciones únicas porque ya no somos las mismas y también, porque son otros los interlocutores.Ayer, por ejemplo, a través de los aportes que enunciaban los distintos grupos se advertía el desencanto de las experiencias de la escuela secundaria. Asomaba en las formas de ver y sentir enunciadas la demanda de un horizonte distinto,  o con  palabras de J. Huergo (2007), de un horizonte formativo distinto. Vino entonces a mi memoria el sentido etimológico del término educar. Viene de ducere que quiere decir conducir. E-ducere, según dicen los diccionarios, es sacar fuera, conducir hacia fuera. Podemos preguntarnos ¿sacar afuera qué? ¿hay algo adentro? me quedo entonces con las palabras de H. Schmucler, quien nos cuenta que poner en común, comunicar solamente se puede dar si cada uno logra educar, sacar afuera, ese sentido trascendente que hace digna la existencia (Schmucler, 1995).

A continuación adjunto el enlace que remite al TP nº 2  y, para los curiosos el artículo de Morawickisobre utopía y horizonte formativo.


lunes, 17 de abril de 2017

Nuevos andares en tiempos de oscuridad iluminada

    Comenzamos un nuevo año lectivo en un tiempo de “oscuridad iluminada” como dice la canción. Estos inicios, en medio de movilizaciones, descontento público y represiones a docentes  interpelan nuestra capacidad de pensarnos como universitarios. Vale, desde nuestra perspectiva, rescatar la idea de una universidad como un bien público en el que se forman seres humanos para enfrentar creativamente los retos del Siglo XXI (Boanventura de Santos, 2016).
    En este sentido parece urgente realizar una reflexión sobre la educación actual desde el ámbito que nos convoca (las humanidades y ciencias sociales) y, en particular, desde el espacio curricular de Comunicación y Educación. Pero, ¿cuál es la mirada que propone el campo? Aquí resulta necesario rastrear sus características ya que sus propuestas  no se derivan únicamente de la revolución tecnológica que vivimos sino, sobre todo, de las transformaciones sociales, culturales  y políticas de América Latina. Vamos a revisar entonces  voces que brindan algunas definiciones preliminares para el estudio de las distintas problemáticas que refieren a la mirada mencionada, pero, también, desearíamos destacar que cualquier abordaje de Comunicación/Educación implica considerar  dos dimensiones analíticas:
-       - Dimensión evidente: la de los medios, tecnologías y dispositivos comunicacionales,
-    -    Dimensión intangible: se vincula al problema del poder y las identidades. Supone comprender las relaciones, las prácticas que pretenden desafiar o acordar con los poderes hegemónicos (Huergo, 2011).

Dicho esto, haremos un primer acercamiento a las características del campo  a través de la lectura y reflexión en parejas de un trabajo práctico que insertamos en un foro de intercambios.  Adjuntamos en esta entrada del blog, además, dos de libros que pueden elegir comentar para el parcial individual.

Libros a seleccionar:

martes, 12 de julio de 2016

Apuntes de un viaje

Promoción 2016 

Compartiendo variados momentos (encuentros presenciales y virtuales, consultas, imágenes, gestos, miradas)  llegamos a las clases finales con las exposiciones de los trabajos grupales. A  todo/as!, nuestro agradecimiento por el empeño puesto  y la disposición a experimentar otras formas de encontrarnos. Los grupos mostraron sus  capacidades creativas no sólo para encontrar/diseñar una imagen, un video o una aplicación que los satisfaciera, sino que pusieron en juego su imaginación para articular autores y conceptos con la propia reflexión. Consideramos que la dinámica llevada a cabo hizo posible, tal como decía la poeta A. Pizarnick ( 1964), la comprensión de lo que dice la voz de cada uno.
 A continuación presentamos  las " huellas" que dejaron  los trabajos  expuestos por cada grupo.  La idea de huellas se relaciona con un  dicho popular africano que señala la importancia de dejar la huella de nuestra propia historia a fin de que otros la continúen (marcando acuerdos o desacuerdos):

Firmas del colectivo C/E 2016
Con estas producciones, entonces, cerramos este parte del viaje que emprendimos en abril cuando los invitamos a experimentar  una pedagogía del viaje, esto es, a tomar conciencia de los aprendizajes y enseñanzas que se derivan del caminar juntos durante un cuatrimestre. En ese tránsito aparecieron experiencias singulares, a veces no previstas, que nos hablan de la contingencia e historicidad de nuestras acciones y de las capacidades de las personas para educarse y educarnos.

jueves, 2 de junio de 2016

Sobre actividades vinculadas al diálogo y comunidades de aprendizaje


Esta mañana, bien temprano, presentamos los sueños respecto a la educación que tiene cada grupo  de la promoción del año 2016. Podemos diferenciar en esos imaginarios  los  distintos  ámbitos y prácticas sociales que nos educan.  En este sentido, proponemos  reconocer desde la perspectiva de  Comunicación y Educación, las redes sociales digitales y  las conversaciones aúlicas  como espacios públicos en los que se reconstruyen identidades y  formas de socialización. Podrás leer el cronograma a desarrollar  haciendo click en  Actividades de la Unidad 2 .

Bibliografía a revisar:

AmorochoGualdrón y otros (2010) De las redes sociales a las comunidades de práctica en el ámbito educativo, Revista de Educación en Ingeniería, Junio de 2010 • N°. 9 • Pp 1-11.

Armando, J. (2010) Lo que podemos aprender de los videojuegos sobre la enseñanza y los materiales educativos. Revista Latinoamericana de Tecnología Educativa. Nº 9, pag. 29-41.
Aubert, A. et al. (2004): Aprendizaje dialógico en Dialogar y Transformar. Pedagogía crítica del siglo XXI, Ed.Grao,  Cap. 7.
Cobo Romani y Pardo: (2007) Aprendizaje colaborativo en Planeta web 2.0, FLACSO México, Cap. 5.
Elboj Saso et al. (2002) Comunidades de aprendizaje: una escuela en la sociedad de la información en  Comunidades de aprendizaje, Barcelona, Ed. Grao, Cap.5

Freire, Juan (2008) “Redes sociales: ¿modelos organizativos o servicios digitales?”. En El profesional de la información, 2008, v. 17, n. 6, noviembre-diciembre, pp. 585-588. 

Rosemberg, C. (2002) La conversación en el aula: un contexto para el aprendizaje. Una revisión de las investigaciones sobre el tema en Revista Lingüística, Año 6, pps. 6-26.





lunes, 30 de mayo de 2016

ESCRIBIR CON OTROS, EXPERIENCIA DIALÓGICA


Escribo porque me gustaría poder convencer a otras personas, sin mentirles, de
que vale la pena intentar el sueño o los sueños de que hablo... La naturaleza política del acto de escribir impone compromisos éticos que debo asumir y cumplir”.

(P.Freire en Introducción, Cartas a Cristina


Habíamos planteado ya de la mano de P. Freire, la importancia del diálogo en prácticas educativas emancipatorias. Este diálogo adquiere un sentido ontológico en la medida en que él nos configuramos como personas escuchando al otro, compartiendo y construyendo nuestras identidades, actuando desde una lógica solidaria, en la que valoramos los aspectos subjetivos a la par que generamos relaciones equitativas. En esa perspectiva inscribimos   la siguiente propuesta de  tarea grupal invitándonos  a experimentar  la cultura colaborativa del conocimiento a través de una reflexión en conjunta de saberes, experiencias y acciones.